Teorías de la Economía Política Global

Del mercantilismo al liberalismo

El mercantilismo es un conjunto de ideas políticas y económicas basadas en que la prosperidad de un Estado Nación depende del capital que pueda concentrar, y que el volumen global de comercio mundial es inalterable. El capital, que está representado por la suma los metales preciosos que el Estado tiene en su poder, se incrementa sobre todo mediante una balanza comercial positiva con otras naciones (que las exportaciones sean superiores a las importaciones). Las ideas mercantilistas sostienen que un gobierno diligente debería buscar la consecución de esos objetivos mediante una política proteccionista sobre su economía, favoreciendo la exportación y desfavoreciendo la importación, sobre todo mediante la imposición de aranceles.

El mercantilismo marca el final de la forma clásica de entender la economía en el periodo medieval, inspirada en Aristóteles y Platón, quienes, rechazaban la acumulación de riquezas y los préstamos con interés. Las doctrinas cristianas vinculaban el interés con el pecado de usura.

La actividad económica estaba basada en la agricultura, mientras que el comercio era muy limitado y reducido a nivel local. El Mercantilismo es una nueva corriente económica que surge como un derivado del capitalismo iniciado en la Italia renacentista (siglo XIV) y en una época en la que se conformaron los Estados Nación Europeos y las incipientes monarquías europeas deseaban disponer del máximo dinero posible para sus campañas expansionistas. Las teorías mercantilistas buscaban satisfacer esa demanda, y desarrollaron una dialéctica basada en el enriquecimiento, sustentadas también, en el flujo de plata y oro despojado en las colonias americanas.

Los nuevos Estados Nación, las monarquías absolutas y la necesidad de ampliar el espacio vital de los estados incipientes, dieron origen al pensamiento mercantil como fundamento para sustentar las necesidades de recursos y riqueza para tales fines.

El pensamiento mercantilista se puede sintetizar con las nueve reglas de Von Hornick:

  1. Que cada pulgada del suelo de un país se utilice para la agricultura, la minería o las manufacturas.
  2. Que todas las materias primas que se encuentren en un país se utilicen en las manufacturas nacionales, porque los bienes acabados tienen un valor mayor que las materias primas
  3. Que se fomente una población grande y trabajadora.
  4. Que se prohíban todas las exportaciones de oro y plata y que todo el dinero nacional se mantenga en circulación.
  5. Que se obstaculicen tanto cuanto sea posible todas las importaciones de bienes extranjeros
  6. Que donde sean indispensables determinadas importaciones deban obtenerse de primera mano, a cambio de otros bienes nacionales, y no de oro y plata.
  7. Que en la medida que sea posible las importaciones se limiten a las materias primas que puedan acabarse en el país.
  8. Que se busquen constantemente las oportunidades para vender el excedente de manufacturas de un país a los extranjeros, en la medida necesaria, a cambio de oro y plata.
  9. Que no se permita ninguna importación si los bienes que se importan existen de modo suficiente y adecuado en el país.

El advenimiento del luteranismo, las guerras religiosas del siglo XVII, la difusión de la idea de riqueza como realización terrenal y el desarrollo de la banca privada, fueron elementos que poco a poco mellaron la idea mercantilista y propiciaron el liberalismo, criticando la intervención excesiva del estado en los asuntos económicos. En particular los largos periodos de inflación causados por las políticas proteccionistas a los bienes de importación, así como, los elevados impuestos para pagar las deudas contraídas por los monarcas con los grandes banqueros de la época.

Empieza a posicionarse la idea de que la mejor forma de alcanzar el desarrollo económico y la eficiencia en la asignación de los recursos es a través de un mercado libre sin la intervención del Estado. Adam Smith, es el primero en recoger el pensamiento mercantilista en su obra “Ensayo sobre el origen y la causa de la riqueza de las naciones” (1776), aportando críticas y desarrollando la visión del liberalismo económico.

Actividad: Reflexionar sobre los elementos mercantilistas que aún hoy son practicados por las naciones y debatir si hemos superado el mercantilismo o aún es un sistema que aplican algunas naciones.

Tarea: Elaborar una tabla comparativa sobre los efectos del proteccionismo comercial, por un lado, y del libre comercio, por el otro, para naciones tecnológicamente menos avanzadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *