Metamos a foco el verdadero enemigo de la economía del pueblo.

29 mayo 2013 Por jrodriguez

guerra economicaLa nefasta guerra económica que nos azota, no desde hace una semana, sino, desde que el comandante llegó a la presidencia, y sin negociar con nadie, tomó las decisiones difíciles, llamó una constituyente y comenzó a transformar el Estado capitalista burgués que nos impuso el imperio desde 1969. En ese entonces las políticas de la burguesía apátrida se orientaron al exterminio físico y político de la disidencia, por una parte, y por la otra, a la acumulación desmedida del capital rentista que generaban nuestros recursos naturales. Pero cuando el Comandante Chávez llegó y no negoció con ellos, empezó una guerra, digamos, todo terreno, multiplano. Guerra mediática, guerra de invisibilización de la obra de gobierno, guerra diplomática desde y hacia el exterior, guerra de saboteo productivo y comercial, guerra violenta y sanguinaria con la invasión silenciosa de los paramilitares colombianos, en fin, guerra encubierta en el perfecto estilo CIA. En todos estos terrenos el Comandante se erigió vencedor y en algunos casos, duro de matar, pero al final lo lograron, nos lo quitaron, pero invicto.

Ahora que el Comandante no esta, la estrategia para la burguesía es más sencilla: Apostar a deslegitimar el gobierno de Maduro. Bueno esa tarea debería ser difícil para ellos después de perder anualmente elecciones por 14 años, pero lamentablemente no es así, nosotros se la hacemos fácil. Actuamos como un ejercito miope, a las primeras de cambio, no tenemos a foco el enemigo y terminamos disparándonos los unos a los otros, haciendo siempre más fácil la estrategia del enemigo. El Comandante siempre evitó la miopía, el era el anteojo, el que metía a foco el enemigo y ordenaba el ataque. Cuando el estaba por irse y ante la realidad que se le venía encima, nombró a Nicolás Maduro su sucesor, eso fue legítimo y todos lo aceptamos así, el 14 de abril votamos por el y lo hicimos nuestro presidente, eso fue legitimar la voluntad del Comandante, allá los que no entendieron eso y hasta votaron por Capriles. Nosotros Legitimamos, Ellos deslegitiman porque no les queda otra, se les agotó el discurso, fueron derrotados, ni la violencia les resultó, porque el pueblo y sus colectivos organizados no salieron a gritar venganza, no se fueron a quemar un Cinex por cada CDI destruido. Ganamos legítimamente y se acabó!.

Pero la pregunta es: ¿hemos entendido los medios que utilizan en su intento de deslegitimación?, ¿estamos metiendo a foco la estrategia del enemigo burgués apátrida? NO!. El reconocimiento internacional inmediato de los resultados electorales, activó a la burguesía en una serie de viajes para elaborar, bajo la égida del imperio de Tío Sam, un cerco diplomático y aislar el gobierno de Maduro. Bueno esto se le cayó hace rato y la gira de Maduro al Mercosur y la visita del Vice Presidente de China fue la sentencia a esa maniobra de deslegitimación política. Días antes de todo esto el ataque al CNE fue obsceno, los medios del terror fueron tan insistentes que ya hacían el ridículo.

Hay un campo de batalla en el que somos muy ignorantes y vulnerables, el de la economía, la ciencia social arrebatada al pueblo y puesta al servicio del capital. Es tan terrible, que una disciplina que nació cuando el ser humano empezó a preocuparse de como distribuir equitativamente la riqueza producida por todos, se haya convertido en la principal herramienta para despojar a los pueblos de la plusvalía generada con nuestro trabajo. Nuestros economistas, por mas de izquierda que sean, estudiaron en facultades y escuelas dominadas por profesores de derecha, los mismos que afilan las armas en los medios, contra la política económica del gobierno revolucionario. Es por eso que ante un déficit fiscal la primera opción es devaluar, perdón, hacer un ajuste cambiario. Es por eso que seguimos subsidiando las importaciones en dólares y lamentablemente seguimos acumulando en dólares, la más devaluada moneda internacional y la principal columna que sostiene la débil economía imperial. Pero aún, no focalizamos, el enemigo con su red de mercantes improductivos, empieza a hacer lo que hacen los capitalistas ante la falta de control del Estado, aumentar sus márgenes de ganancia de poco a poco hasta que algo o alguien se los impida. ¿Y que o quien se los pudiera impedir?: ¡Nosotros!, claro, si fuéramos compradores conscientes, si dejáramos de creernos ricos por pagar todo más caro, si la Guardia Nacional dejara de matraquear y permitir el contrabando en las fronteras, si entendiéramos realmente los mecanismos para frenar legalmente la avanzada del capital depredador e improductivo, si produjéramos más y sustituyéramos las importaciones con productos nacionales de fábricas de propiedad social. El Comandante, dejó esto muy claro en el plan de la patria, pero, ¿quien ha escuchado hablar del Golpe de Timón en los últimos días?.

La guerra económica la ha venido asumiendo una de las mas cuestionadas instituciones de estos días, la Superintendencia de Costos y Precios, una creación del Comandante con la designación de entender los mecanismos del capitalismo y ponerle freno. La SUNDECOP tiene apenas un año y medio de creada, con la ley de costos y precios justos y, en ese tiempo, ha logrado poner coto a la inflación a un grupo de 19 rubros, o es que nadie se pregunta porque los jugos de 1/2 litro no están costando 25Bs, y hoy esgrimen en sus envases el precio máximo de venta al público de 12,50Bs es así desde el año pasado, llevan así ya un año, las compotas, los desodorantes, el jabón de baño, para lavar, los pañales desechables, entre otros, esos 19 rubros han enseñado que si se puede tener productos en los anaqueles, sin que aumenten sus precios del 30% cada dos meses, sin ninguna explicación económica plausible. ¿Que la regulación produzca pérdidas a las empresas?, FALSO, si es así, ¿porque la Procter & Gamble invierte y abre una nueva planta en la Victoria? O ¿es que se han creído también el cuento que nadie invierte en Venezuela?. Muchos al escuchar el grito de Guerra Económica, salen alterados y como nuestros disociados oponentes buscan donde y a quien echar las culpas. ¿No han notado que los burgueses son los que producen la escasez y son los que lo publican en sus medios? ¿de verdad los revolucionarios o los que se hacen llamar tal, están creyendo que la escasez es porque la Sundecop reguló precios? O porqué INDEPABIS multa a los establecimientos especuladores?. Cuando nos vamos a dar cuenta que estamos haciendo el coro a la burguesía, que sí es, la que acapara, contrabandea, tiene mercado ilegal de divisas, especula y esconde el papel toilet para que andes con el trasero sucio y la arrechera a flor de piel.