Escenarios del Futuro Próximo

3 noviembre 2011 Por jrodriguez

Lamentablemente la canalla imperial no desiste en sus aspiraciones de dominación y control. La actitud Imperial ante la decisión soberana de la UNESCO, donde una mayoría de 120 naciones decidieron reconocer al Estado Palestino como miembro pleno, mientras que 14 gobiernos se opusieron y 54 se abstuvieron (Todos sabemos por que), es solo una mínima demostración de como se manejan las cosas. Tenemos una elite financiera “anacional” en el sentido que no les mueve un interés de identidad cultural y territorial, solo mantener sus inmensas riquezas a todo costo; esta elite tiene una gendarmería, La OTAN, o mejor, EEUU y un puñado de jalabolas imperiales y en fin, un grupo de países, siempre jalabolas, pero con una dosis de masoquismo, puesto que los tienen agarrados por el cuello, o mejor, estrangulados con la ayuda de pequeñas burguesías locales, apátridas capaces de constituirse en Consejo de Transición en nombre del imperio, si no se hace lo que éste dicta. En fin, están las organizaciones internacionales y las ong’s que son el vestido psudo democrático del aparataje imperial.
La actitud de niño malcriado que adoptan los gobiernos del imperio para imponer sus intereses, se opone netamente con una actitud de construcción colectiva, democrática, basta dar una mirada a lo que sucede en Grecia, Papandreu hace un acto lógico, decide consultar a su pueblo sobre un paquete de medidas que afectará directamente a la población, el Plan de Rescate Financiero (rescate de los banqueros griegos, jalabolas del imperio), y saltan de inmediato las declaraciones acusatorias de Angelita Merkel y Zarkosy, creando un supuesto eje Paris – Berlin por la falta de liderazgo en la UE. Bueno, hoy Papandreu entregó su renuncia, para dar paso a un gobierno de transición fantocho, que si apruebe el paquetazo vende patria de la UE para salvar a los banqueros Griegos. No entiendo salvarlos de que, puesto que son bien ricos.
Aquí en Latinoamérica tenemos solo una opción: Sigamos construyendo la paz pero sin dejar de prepararnos para defenderla. Los escenarios del futuro próximo alientan la guerra.